Hasta hace bien poco, las leyes en España dejaban muy claro que solamente una persona física podía cometer un delito. Esto convertía a las empresas en entidades sin responsabilidad penal en sí mismas, ya que el “precepto humano” indicaba que sólo las personas tienen la capacidad de delinquir, se entendía la empresa como una “herramienta” para cometer el delito.

Desde el estado de alarma existía incertidumbre sobre los efectos del incumplimiento de la obligación de pago del alquiler por Autónomos y Pymes como consecuencia de la suspensión o reducción drástica de su actividad derivada del Covid-19, hoy por fin tenemos la respuesta. Se aprueba la moratoria del alquiler para Pymes y Autónomos. ¿PUEDO ACOGERME A ELLA? A continuación, le mostramos la respuesta:

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que destaca la importancia de perseguir el delito de blanqueo de capitales para evitar que se convierta en una actividad rentable. Y advierte de que este delito, ejecutado a gran escala, puede menoscabar el sistema económico y afectar al buen funcionamiento del mercado, así como de los mecanismos financieros y bursátiles.